lunes, 3 de noviembre de 2014

San Jacobos de Calabaza

Pues es que con este tiempo humedito me apetece un montón comer productos típicos de otoño del tipo: castañas, lombarda, calabaza... Y, estaba yo con este antojillo cuando se presentó mi vecina con una calabaza más grande que mi hijo pequeño...
La observé durante varios días, ya que prácticamente tenía que pedirle permiso para entrar a mi diminuta cocina y finalmente me animé a diseccionarla, jejeje.
Y al final resulta que la aproveché enterita: con la parte anchota, la que está llena de pipas, hice una riquísima cremita de calabaza. Reservé unos trocitos para añadir a las lentejas, en lugar de zanahorias (que no tenía!! es lo que hay cuando convives con una conejita hambrienta!!), y la verdad es que le dió un puntito que me gustó mucho así que siempre repetiré siempre que tenga este ingrediente estrella.
Con la parte estrecha de la calabaza, la que no tiene agujero en medio, corté rodajitas muy finas e intenté unos "San Jacobos" (por idea de mi vecina) colocando entre dos de estas rodajitas una loncha de queso y una de jamón de york. Después, los freí a la plancha (para hacerlos más ligeros) pero, también se pueden rebozar con huevo y pan rallado antes de echarlos a la sartén con aceite bien caliente. Como ingrediente opcional, yo los espolvoreé con finas hierbas y ajo en polvo.
Si las lonchas de calabaza son muy finas enseguida se quedan blanditos. El sabor entre dulce de la calabaza y salado del queso y el jamón resulta delicioso y si lo hacéis con empanado, se puede engañar a los enanos para que coman verdura de temporada sin enterarse.


Las cáscaras se las dí a la coneja y le encantaron y, las pipas las crecí en el germinador de semillas. Ayer planté por toda la terraza las plantulillas que me habían salido, a ver si esta vez hay suerte y nadie me arranca ni se come mis flores de calabaza (grrrr!!). Se puede decir que no nos sobró nada....

1 comentario:

  1. Ostras qué buena pinta, a ver si me animo a probarlo!
    Un besete

    ResponderEliminar