jueves, 22 de mayo de 2014

El Obi-Wan perdido

El verano pasado, estuvimos de vacaciones en la "Playa del barco perdido" en Murcia.
Es una playa con bandera verde 364 días al año, pero, nos tocó el día anual de bandera roja...
La mañana se presentaba divertida y diferente. En la playa se habían formado miles de charquitos en los que los niños podían jugar.
A pesar de que le dijimos que no lo hiciese, nuestro mayorcete se bajó a la playa dos de sus muñecos favoritos de Playskool de StarWars: Luke y Obi-Wan. Se lo pasó genial... hasta que ocurrió algo inesperado...
Para que entendáis mejor lo que aconteció, os copio a continuación la entrada que el papiiii les está haciendo a sus hijos en un diario privado de vacaciones desde que nacieron hasta la actualidad:

29/08/2013

Réquiem por Obi-Wan


Hoy es un día duro para mi. He llorado y derramado lágrimas en un mar que ahora será más salado.

El mar estaba crecido, hay olas feroces y la playa estaba llena de lagunitas. Me encantan las lagunitas.

Había hasta un río y todo que desembocaba en el mar. 
Yo que estaba jugando con mis muñecos Luke y Obi-Wan me lo estaba pasando bomba, pero una traicionera ola llegó por detrás cuando yo no miraba. Lo arrancó de mi lado, cuando miré ya no estaba. Mis lágrimas brotaron.
- ¡Papá! ¡Obi-Wan se ha ido!
No puede ser, ya no estaba y por mucho que lo buscamos no lo encontramos. El mar estaba muy picado y hambriento. Las olas feroces se tragaron a mi Obi-Wan y ya no podré volver a verlo.
Quiero pensar que ahora está luchando en le fondo del mar contra medusas y peces gigantes, armado con su sable luz azul. 
Espero que tengas muchas aventuras Obi-Wan, siempre te recordaré y que las lágrimas que derramé por ti esta mañana sirvan para que sepas lo mucho que te quería y que eras uno de mis juguetes favoritos.
Descansa en paz en el fondo del mar Obi-Wan.

Fue una mañana súper Mrs. Bean.... el niño no dejaba de llorar, y nosotros no parábamos de meternos al agua que estaba picadísima y bajo el pitido severo y constante del vigilante de la playa desde su torreta, mientras, nuestro bebé sin vigilancia se hizo en un cubo una papilla de arena y decidió desayunarsela. El señor mayor que busca objetos metálicos con un artilugio raro por la playa, abandonó su cacharro buscador y se puso a buscar con nosotros también.
Yo no sabía donde meterme de la vergüenza, cada vez que el hombre se metía al agua, volvía con un juguete distinto, una pala, un molde, una barquita de juguete, otro molde, .... yo le daba las gracias y le describía de nuevo la morfología de Obi-Wan para que dejase de traerme cosas. La gente a nuestro alrededor no paraba de mirarnos por el espectáculo que estábamos dando y cuando conseguí llenar una bolsa de playa a base de los juguetes que me había traído el señor (uf...) nos dimos por rendidos.
Desde ese día, la playa pasó a llamarse "del Obi-Wan perdido" y el resto de las vacaciones las pasamos... "buscando", al hacer un castillo de arena, cada vez que nos bañábamos, al asomarnos por la ventana....
Al volver a Madrid, la búsqueda no cesó.... "Mamá crees que Obi-Wan podrá venir nadando por el mar y los ríos hasta nuestra casa??"- Ups, estoooo...si hijo,... igual un día vas a lavarte las manos o a hacer pis y ves que Obi ha vuelto a casa nadando y escalando por las tuberías... (por qué quitarle la ilusión??).
Mientras tanto, los duendes de papá noel, los pajes de los reyes, San Cucufato y San Judas Tadeo, Cupido en San Valentín, y hasta el ratoncito Pérez y el hada de los cumpleaños.... se vieron involucrados en la ardua búsqueda de un nuevo Obi-Wan que sustituyera a tan amado muñeco, pero, no hubo suerte ;"(.
Y así pasó el tiempo.... Y seguimos acordándonos de él cada vez que montamos una aventura StarWars en la alfombra del comedor... El muñeco Anakin de Playskool ha estado muy triste sin nadie contra quien luchar, así que entabló amistad con los clics de Playmobil y los legos, pero no era lo mismo...
Hace unas semanas, haciendo una nueva búsqueda, el papiiii le encontró por eBay!!! Estaba en China!!! (sí que había nadado el hombre, pero en sentido contrario, jejeje). Y desde esta mañana, ya está en casa con nosotros otra vez....
El protagonista de la historia, tan pequeño... tan importante...

Esta noche, le disfrazaremos con una conchita de berberecho a modo de gorro y un chaleco de papel de burbuja (para que se note lo que ha luchado para volver a casa). Le colocaremos escalando por la cadena del tapón del lavabo y, entonces.... mandaremos a mi niño a lavarse las manos.... no sé si voy a poder aguantar para ver su reacción X"D. 

2 comentarios:

  1. Fabuloso relato!!!no puedo parar de reír y pensar en como fue el reencuentro con el héroe que ha vuelto a casa desde China!!que batallas y aventuras habrá librado en su largo camino de regreso al hogar...?quiza algo le haya contado a su amigo...😉

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, qué de aventuras con estos niños...

      Eliminar